Printable Version Printable Version

LA VOZ DEL OBISPO: El camino a la purificación

By EXCMO. y RVDMO. MONS. MICHAEL SHERIDAN
10/19/2018 | Comments

Seguimos profundamente entristecidos — y, sí, enojados — al seguir llegando noticias sobre los pecados de abuso sexual por parte de sacerdotes y obispos. Hace apenas una semana, el Papa Francisco removió a dos obispos chilenos del estado clerical por sus crímenes contra menores.

Por muy desalentadores que sean estos informes, son signos de que Dios sigue purificando a su Iglesia.

Después de tantas semanas de noticias como ésta, es importante reconocer que los clérigos que han abusado sexualmente son una minoría en la Iglesia.  Recordemos y apoyemos a los innumerables sacerdotes y obispos que aman a la Iglesia y la sirven con integridad. Estos hombres están sufriendo de una manera particularmente aguda, y necesitan saber que son amados y respetados por los fieles católicos a quienes sirven.

Seguimos orando por las víctimas de abuso sexual clerical. Pero no olvidemos orar también por aquellos que han encontrado en estos escándalos una excusa para renunciar a su fe católica. Oremos para que los que se han ido pronto se den cuenta de que la Iglesia es el Cuerpo Místico de Cristo mismo y la comunidad de salvación. La Iglesia es siempre santa por el don irrevocable del Espíritu Santo. Al mismo tiempo, cada miembro de la Iglesia en la tierra es un pecador — algunos mucho más atroces que otros. Es por esa razón que Jesús dio su vida por nuestra redención. Vale la pena recordar una charla dada en 1969 por el entonces padre Joseph Ratzinger, en la que dijo: “De la crisis de hoy (recuerden, estamos en 1969) surgirá una nueva Iglesia del mañana, ¡una Iglesia que ha perdido mucho! Se hará pequeña y tendrá que empezar de nuevo más o menos desde el principio . . . Pero encontrará su esencia de nuevo y con plena convicción en lo que siempre está en su centro: la fe en el Dios trino, en Jesucristo, el hijo de Dios hecho hombre, en la presencia del Espíritu hasta el fin del mundo”.

Dentro de unas semanas los obispos de los Estados Unidos nos reuniremos en Baltimore para nuestra reunión semestral. El Cardenal Daniel DiNardo, presidente de la Conferencia de los Obispos Católicos de los Estados Unidos, ha propuesto un programa muy completo, que comenzará con una jornada de oración. ¿Es suficiente la oración para poner fin a estos escándalos?  ¡No!  Pero sin oración nuestros escasos esfuerzos no valen nada. Ninguna cantidad de mecanismos para prevenir o castigar el abuso sexual por parte de los clérigos es suficiente para poner fin a estos pecados. Sólo cuando nosotros — cada uno de nosotros — volvemos de nuevo a Dios en oración y penitencia y tomamos nuestra fe católica con la mayor seriedad, podemos esperar ver una nueva manifestación de santidad. Mientras los obispos oramos en Baltimore, humildemente pido que todos nuestros fieles católicos unan sus oraciones a las nuestras.

Otros puntos del programa son:

• Una petición de la Santa Sede para que se lleve a cabo una investigación completa de la situación en relación con el arzobispo Mons. Theodore McCarrick;

• Una propuesta para la formación de una comisión de laicos para ayudar al nuncio en la investigación de denuncias de abuso o acoso sexual por parte de los obispos, o la falta de respuesta de un obispo a tales denuncias;

• Un borrador de un Código de Conducta para los Obispos que será votado por la conferencia de los obispos;

• Un borrador de las políticas para los obispos que renuncian, se han retirado o han sido suspendidos o removidos debido a abuso sexual, acoso sexual o abuso de poder;

• Un sistema de reporte de terceros para reportar el abuso o acoso sexual por parte de un obispo.

Durante la reciente reunión de nuestros párrocos, todos los sacerdotes apoyaron mi sugerencia de que volvamos a rezar la Oración a San Miguel al final de todas las Misas parroquiales regulares. Varias parroquias ya han comenzado esta práctica. Todas las demás parroquias comenzarán la oración a más tardar el primer domingo de Adviento. El poder de esta oración ha sido demostrado durante muchos años.

Además de la Oración a San Miguel, animo a todos los fieles a observar las témporas (Ember Days, en inglés). Estos son el miércoles, viernes y sábado siguientes a la fiesta de Santa Lucía (13 de diciembre); después del Miércoles de Ceniza; después de la solemnidad de Pentecostés; y después de la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz (14 de septiembre).  Las témporas se celebraban antes del Concilio Vaticano II. Consisten en oración, junto con ayuno y/o abstinencia u otras formas de penitencia. Se necesita mucha penitencia y reparación para remediar los males de la Iglesia.

Que Dios bendiga nuestros esfuerzos para poner fin al abuso sexual por parte de los clérigos, y que pronto veamos un retorno a la vida de castidad por parte de todos.

(Traducido por Luis Baudry-Simon.)


About Disqus Comments

Our Disqus commenting system requires Internet Explorer 8 or newer. Also works with Firefox, Safari, Chrome, and Opera.

An account with Disqus is not required if you post as a guest, but a name and Email address must be entered in the appropriate boxes. These DO NOT have to be your actual name and email address.

  1. Click the "Start the Discusson" field
  2. Click the "Name" field and enter it.
  3. Check the "I'd rather post as a guest" box.
  4. Click the Email field and enter it.

Comments may not show immediately. Moderator reserves the right to remove offensive or irrelevant posts.


comments powered by Disqus