HISTORIA

HISTORIA

"Nosotros, los obispos de los Estados Unidos, hemos oído las voces de los líderes hispanos, los laicos y el clero." Esta declaración pastoral, ENCUENTRO Y MISION, es nuestra respuesta a las voces de liderazgo del ministerio Hispano sobre la presencia Hispana al principio del nuevo milenio. Los Católicos Hispanos son una bendición de Dios y una presencia profética que ha transformado muchas diócesis y parroquias en comunidades más fraternales, activas y evangelizadas en la fe. Nosotros los obispos vemos el ministerio Hispano como una parte integral de la vida y de la misión de la Iglesia." (tomado del Prefacio e Introducción de la declaración pastoral, ENCUENTRO Y MISION, Un Marco Pastoral Renovado para el Ministerio Hispano)

El entusiasmo de las palabras de los obispos y la revisión de factibilidad de tal ministerio animaron a la Diócesis de Colorado Springs a establecer una Oficina Diocesana del Ministerio para Católicos Hispanos.

Abierta formalmente en el 2005 con el Rev. Francisco J. Quezada como su primer director, la oficina estuvo ubicada en la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe en el área metropolitana de la ciudad de Colorado Springs, donde el padre Quezada estuvo sirviendo como pastor. Poco después, el 1ro. de Julio del 2006, el obispo Michael J. Sheridan lo nombró como Director Diocesano a tiempo completo y la oficina fue trasladada al edificio del Centro Pastoral Católico.

La Diócesis de Colorado Springs forma parte de la Región XIII según lo establecido por la USCCB que incluye los estados de Utah, Wyoming, Colorado, Nuevo México, y Arizona. La oficina Diocesana para el Ministerio Hispano es miembro de la Asociación Católica Nacional de Directores Diocesanos para el Ministerio Hispano (NCADDHM por sus siglas en Ingles). El padre Francisco J. Quezada fue representante de esta región además de ser el representante de la región para el Comité de Obispos en Asuntos Hispanos.

Históricamente, en la Diócesis de Colorado Springs, la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe de la ciudad de Colorado Springs fue establecida como una parroquia nacional para atender a la necesidad creciente de Católicos Hispanos presentes en el área. La primera iglesia/parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe estaba en la Calle Tejón hasta que la actual iglesia/parroquia fue comprada bajo la dirección del Rev. Richard C. Hanifen, Obispo Honorario de la Diócesis de Colorado Springs.

Nuestra Señora de Guadalupe sigue siendo un ícono de la fe y del peregrinaje para los fieles de herencia Hispana, especialmente los Mexicanos. La primera presencia real que emerge de los fieles Hispanos en Colorado vino de la bella historia del valle del San Luis, o del sur de Colorado y Nuevo México.

Hoy, con ese sector particular de hispanos y de la inmigración de personas de América Central y México, su presencia es evidente y en desarrollo. La Diócesis de Colorado Springs está llamada a cumplir con esta misión de evangelización, catequesis, y formación católica en curso.

El actual Obispo de nuestra diócesis, Rev. Michael J. Sheridan, ha llevado con fervor e interés pastoral, esta preocupación por los fieles católicos hispanos.

Los ojos de nuestra patrona diocesana, Nuestra Señora de Guadalupe, tiene la mirada fija sobre esta diócesis con amor apacible y guía este ministerio en su desarrollo. El celo misionero de su evangelista, San Juan Diego llama a aquellos comprometidos con este ministerio para marchar hacia adelante.

En el año 2007 el padre Quezada es nombrado Vicario para los Católicos Hispanos y emprende la tarea de contratar a un director para la oficina diocesana a la luz de la necesidad creciente de organización y desarrollo de los programas de formación y liderazgo para el ministerio.  A partir de Julio del 2012 Javier Cervantes ocupa el puesto de Director Diocesano del Ministerio Hispano y tiene la responsabilidad de llevar el liderazgo de este ministerio al siguiente nivel.