Printable Version Printable Version

LA VOZ DEL OBISPO: Demostrando nuestra reverencia por Cristo en la Eucaristía

By EXCMO. y RVDMO. MONS. MICHAEL SHERIDAN
01/17/2020 | Comments

La semana pasada hice el retiro espiritual anual con los obispos de la región eclesiástica XIII (Wyoming, Colorado, Nuevo México, Arizona y Utah).  

El director del retiro hizo un buen trabajo guiándonos a través de nuestras meditaciones, pero — como siempre para mí— la mejor parte del retiro anual es el tiempo que tenemos que pasar en oración y adoración ante el Santísimo Sacramento. En el curso de esos períodos de adoración no pude evitar recordar el tan publicitado informe Pew sobre la fe católica —o la falta de fe— en la Presencia Real.

Como recordatorio, el Centro de Investigación Pew preguntó a los católicos estadounidenses si sabían lo que la Iglesia enseña con respecto a la presencia de Cristo bajo los signos del pan y el vino.  Sólo el 50 por ciento de los encuestados indicaron que sabían que la fe de la Iglesia nos asegura que los elementos se convierten en el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Otro 45 por ciento dijo que creía que la Iglesia enseña que el pan y el vino consagrados son meramente símbolos (recordatorios) de la presencia de Cristo. El cinco por ciento informó que no sabían lo que la Iglesia enseñaba sobre la presencia de Cristo en la Eucaristía. Lo que es particularmente sorprendente en el informe es el hecho de que de ese 50 por ciento que afirmaba conocer la enseñanza de la Iglesia, un tercio de ellos no la creía.

Ante estas estadísticas, inmediatamente comenzamos a culpar a la pobre catequesis. ¡Y con razón!  Cualquier católico de más de 50 años sabe que a las dos últimas generaciones de católicos no se les enseñó bien el significado de la Eucaristía, así como muchos otros elementos de la fe católica. No es de extrañar que apenas el 30 por ciento de los católicos que se identifican a sí mismos como católicos asistan a misa todos los domingos.  Podemos consolarnos con el hecho de que la educación religiosa ha mejorado significativamente en los últimos años. Los exámenes estandarizados muestran que los estudiantes de nuestras escuelas católicas y de las clases de educación religiosa parroquiales están aprendiendo los principios de la fe mucho mejor que sus padres y abuelos.

Pero aprender el catecismo no es suficiente. A menos que también estemos aprendiendo a vivir nuestra fe — más específicamente, a expresar nuestra fe — las mejoras en la catequesis del salón de clases no serán suficientes para hacer de nosotros el «pueblo eucarístico» que Jesús nos llama a ser.

El Cardenal Robert Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino, así como otros obispos prominentes, ha hecho una urgente petición a todos los católicos para que consideren cuidadosamente la manera en que reciben la Sagrada Comunión. «¿Por qué recibimos la comunión de pie y en la mano?», el Cardenal Sarah pregunta. Nuestra fe en la Presencia Real puede influir en la forma en que recibimos la Santa Comunión y viceversa. Aunque hay evidencia de que la recepción de la Sagrada Comunión en la mano era permitida en los primeros días de la Iglesia, esa práctica fue eliminada a medida que la fe de la Iglesia en la presencia eucarística de Cristo se desarrolló e intensificó. Una mayor reverencia por la Eucaristía y una mayor atención a ella surgieron de una fe más profunda en la Sagrada Eucaristía.

En nuestros días hemos vuelto a una recepción más «informal» de la Santa Comunión. Seamos claros: La comunión en la mano no fue una obligación impuesta por el Concilio Vaticano II. Pero debido a que este modo de recepción comenzó a practicarse en los Estados Unidos, el Papa Pablo VI concedió un indulto (un permiso especial) para que la Sagrada Eucaristía fuera recibida en las manos de los fieles. La disciplina litúrgica universal todavía requiere la recepción en la lengua.

Dos de nuestros párrocos han pedido a sus feligreses — y los he alentado — que vuelvan a la recepción de la Sagrada Comunión en la lengua. Los sacerdotes han informado que la mayoría de los feligreses lo hicieron felizmente. Era simplemente un pedido, pero parece que después de algún tiempo, muchos feligreses están encontrando que la recepción de la Sagrada Comunión en la lengua ha aumentado su reverencia por Jesús en la Eucaristía.

Es algo que hay que considerar.

(Traducido por Luis Baudry-Simón.)


About Disqus Comments

Our Disqus commenting system requires Internet Explorer 8 or newer. Also works with Firefox, Safari, Chrome, and Opera.

An account with Disqus is not required if you post as a guest, but a name and Email address must be entered in the appropriate boxes. These DO NOT have to be your actual name and email address.

  1. Click the "Start the Discusson" field
  2. Click the "Name" field and enter it.
  3. Check the "I'd rather post as a guest" box.
  4. Click the Email field and enter it.

Comments may not show immediately. Moderator reserves the right to remove offensive or irrelevant posts.


comments powered by Disqus