Printable Version Printable Version

LA VOZ DEL OBISPO: Ayunar desde la Eucaristía no es tan inusual como parece

By EXCMO. y RVDMO. MONS. MICHAEL SHERIDAN
04/03/2020 | Comments

¿Es posible «ayunar» de la Eucaristía? ¿Qué signifi ca eso? ¿Es algo espiritualmente benefi cioso? ¿Alguna vez se ha hecho en la Iglesia Católica? Como las iglesias de todo el país han dejado de ofrecer misas públicas — aunque los sacerdotes están ofreciendo la misa, y la misa siempre tiene un signifi cado y efectos universales — han surgido estas preguntas. Y con algunas respuestas interesantes.

El papa emérito Benedicto XVI, antes de ser elegido al papado, escribió:

Cuando San Agustín sintió que se acercaba su muerte, se «excomulgó » a sí mismo y se comprometió a hacer penitencia pública. En sus últimos días manifestó su solidaridad con los pecadores públicos que buscan el perdón y la gracia a través de la renuncia a la comunión. Él quería encontrar a su Señor en la humildad de los que tienen hambre y sed de justicia, para él que es el Justo y Misericordioso. Con el trasfondo de sus sermones y escritos, que son un magnífi co retrato del misterio de la Iglesia como comunión con el Cuerpo de Cristo, y como el Cuerpo de Cristo mismo, construido por la Eucaristía, este es un gesto profundamente fascinante (Mirad al traspasado, pág. 97).

Nos parece más que notable que el gran Padre de la Iglesia, San Agustín, se privara libremente de la Eucaristía como signo de su solidaridad con todos aquellos que no pueden recibirla. El mismo Papa Benedicto, en su Exhortación Apostólica Sacramentum Caritatis, nos recuerda que

Cada celebración eucarística actualiza sacramentalmente el don de su propia vida que Jesús hizo en la Cruz por nosotros y por el mundo entero. Al mismo tiempo, en la Eucaristía Jesús nos hace testigos de la compasión de Dios por cada hermano y hermana . . . Por consiguiente, nuestras comunidades, cuando celebran la Eucaristía, han de ser cada vez más conscientes de que el sacrifi cio de Cristo es para todos y que, por eso, la Eucaristía impulsa a todo el que cree en Él a hacerse «pan partido» para los demás y, por tanto, a trabajar por un mundo más justo y fraterno (n. º 88).

Benedicto nos recuerda de nuevo que la Eucaristía nunca es simplemente un regalo privado para mí y para mi crecimiento espiritual. El fruto de la Eucaristía es también la expresión del cuidado y la oración por los demás. Fue precisamente en esos otros que Agustín quería poner su atención antes de morir.

Al contemplar las palabras del Papa Benedicto, me pregunto si es de benefi cio espiritual ayunar voluntariamente de la Eucaristía para poder expresar mi solidaridad con aquellos que, por una razón u otra, no pueden recibir la Eucaristía. ¿Alguna vez la Iglesia ha llamado a sus hijos e hijas a ayunar de la Eucaristía?

Sólo hay dos días en el calendario litúrgico romano en los que no se celebra la Eucaristía: el Viernes Santo y el Sábado Santo. El Viernes Santo, sin embargo, se permite a los fi eles recibir la Santa Comunión. Pero no siempre fue así. Volviendo al Papa Benedicto, leemos:

La antigua Iglesia tenía una práctica muy expresiva de este tipo. Desde los tiempos apostólicos, sin duda, el ayuno de la Eucaristía el Viernes Santo era parte de la espiritualidad de comunión de la Iglesia. Esta renuncia a la comunión en uno de los días más sagrados del año de la Iglesia era una forma particularmente profunda de compartir la Pasión del Señor . . . También hoy, creo, el ayuno de la Eucaristía realmente tomado en serio y asumido podría ser más signifi cativo en ocasiones cuidadosamente consideradas, como los días de penitencia, y ¿por qué no reintroducir la práctica el Viernes Santo? (Mirad al traspasado, pág. 98).

Debemos notar también que, en la tradición litúrgica de las iglesias católicas orientales, la Divina Liturgia (la Misa) no se celebra en los días de semana de Cuaresma. ¿Por qué? Porque están en ayunas, incluso de la propia Misa.

Durante estos días de «ayuno impuesto» podríamos tratar de contemplar lo que podría ser una dimensión positiva de no recibir la Eucaristía. Sólo una idea.

(Traducido por Luis Baudry- Simón)


About Disqus Comments

Our Disqus commenting system requires Internet Explorer 8 or newer. Also works with Firefox, Safari, Chrome, and Opera.

An account with Disqus is not required if you post as a guest, but a name and Email address must be entered in the appropriate boxes. These DO NOT have to be your actual name and email address.

  1. Click the "Start the Discusson" field
  2. Click the "Name" field and enter it.
  3. Check the "I'd rather post as a guest" box.
  4. Click the Email field and enter it.

Comments may not show immediately. Moderator reserves the right to remove offensive or irrelevant posts.


comments powered by Disqus