Printable Version Printable Version

LA VOZ DEL OBISPO: La Ley de Igualdad golpea el corazón de la libertad religiosa

By EXCMO. y RVDMO. MONS. MICHAEL SHERIDAN
03/05/2021 | Comments

La llamada Ley de Igualdad de 2021 (H.R. 5) ha sido aprobada por la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, y ahora está en camino al Senado para su aprobación.  Si se aprueba en ley, esta legislación golpearía el corazón de la libertad religiosa en nuestro país.  El presidente Biden ha prometido firmar el proyecto de ley.  Como católicos, deberíamos estar muy preocupados.

La Ley de Igualdad redefine el significado de la sexualidad humana como nuestra cultura judeo-cristiana ha entendido esa realidad durante milenios.  La nueva definición se impondrá por ley a muchas de nuestras instituciones, haciéndolas así ilegales y sujetas a sanciones penales y financieras.

La legislación defiende la ideología de género, la idea de que el género es simplemente una construcción social, y no identifica a una persona como hombre o mujer.  Los grupos u organizaciones que no aceptan esta ideología probablemente serían castigados.  No habría más equipos deportivos masculinos y femeninos.  A hombres y mujeres se les permitiría jugar en los mismos equipos, si así lo desean.  Nuestras escuelas y edificios eclesiásticos estarían obligados a permitir que aquellos varones biológicos que se consideren mujeres utilicen los baños y vestuarios de las mujeres.  Las agencias de adopción religiosa se cerrarán si se niegan a permitir que las personas o parejas que sufren disforia de género adopten niños.  Al final, sería el gobierno federal, y no la revelación divina y la enseñanza de la Iglesia, lo que proporcionaría los principios morales por los cuales se nos requeriría vivir. Los hospitales católicos perderían fondos federales si se negaran a proporcionar abortos.  La Conferencia de los Obispos Católicos de los Estados Unidos se ha opuesto firmemente a esta legislación.

Además de brindar protección legal a la ideología de género, la Ley de Igualdad probablemente ampliaría los abortos financiados por los contribuyentes al enmendar la ley de derechos civiles para prohibir la discriminación por «embarazo», lo que de hecho haría ilegal que cualquier trabajador de la salud negara a una mujer un aborto.  La ley prevalecería sobre la fe y la conciencia.

La Ley de Igualdad ha sido promocionada inexactamente como legislación que garantiza que a quienes han creído en el mito de la ideología de género se les otorguen los «derechos» que merecen.  Esta nueva legislación ha sido comparada con la Ley de Derechos Civiles de 1964 que prohibió la discriminación contra los afroamericanos basada en el color de su piel.  Esa es una comparación falsa y engañosa.  Los afroamericanos, así como los caucásicos, los asiáticos y todas las razas, son seres humanos.  Como tales, debe reconocerse que tienen los mismos derechos que todos los seres humanos.  El sexo y la raza son realidades objetivas, mientras que la identidad de género y la orientación sexual son percepciones subjetivas.  Como tales, no deben incluirse como clase protegida en la ley federal de derechos civiles que protege a las personas contra la discriminación racial o sexual.

El Family Research Council describe la Ley de Igualdad como «una pérdida catastrófica de la libertad religiosa en Estados Unidos . . . La Ley de igualdad es una grave y traidora amenaza a los valores fundamentales de nuestra nación que figuran en nuestra Primera Enmienda. . . Este es un proyecto de ley radical que utiliza al gobierno para controlar, a través de la coerción, cómo piensa, habla y actúa cada estadounidense sobre temas de sexualidad humana. . . Ninguna persona de fe o institución religiosa, ya sea escuela, iglesia, sinagoga, mezquita, negocio o sin fines de lucro, escapará del alcance orwelliano de la Ley de Igualdad».

Como católicos, creemos que cada ser humano merece ser tratado con respeto y compasión.  Esto incluye a aquellos que sufren de disforia de género o atracción del mismo sexo.  No debemos permitir que nuestra fe y nuestras conciencias sean anuladas por una ley injusta.  Por favor, póngase en contacto con sus senadores de los Estados Unidos y exhórtelos a votar en contra de la Ley de Igualdad (H.R. 5)

(Traducido por Luis Baudry-Simón)


About Disqus Comments

Our Disqus commenting system requires Internet Explorer 8 or newer. Also works with Firefox, Safari, Chrome, and Opera.

An account with Disqus is not required if you post as a guest, but a name and Email address must be entered in the appropriate boxes. These DO NOT have to be your actual name and email address.

  1. Click the "Start the Discusson" field
  2. Click the "Name" field and enter it.
  3. Check the "I'd rather post as a guest" box.
  4. Click the Email field and enter it.

Comments may not show immediately. Moderator reserves the right to remove offensive or irrelevant posts.


comments powered by Disqus