Printable Version Printable Version

LA VOZ DEL OBISPO: El rosario es una poderosa oración por la paz

By EXCMO. y RVDMO. MONS. MICHAEL SHERIDAN
10/06/2017 | Comments

El Rosario de la Virgen María, difundido gradualmente en el segundo Milenio bajo el soplo del Espíritu de Dios, es una oración apreciada por numerosos Santos y fomentada por el Magisterio.  En su sencillez y profundidad, sigue siendo también en este tercer Milenio apenas iniciado una oración de gran significado, destinada a producir frutos de santidad (San Juan Pablo II, Rosarium Virginis Mariae [RVM] 1).  

Octubre es el mes del Santo Rosario, cuya fiesta se celebra el 7 de octubre.  En los años inmediatamente posteriores al Concilio Vaticano II, el Rosario, una oración que los católicos guardaron durante siglos, cayó en un desuso generalizado. El encomiable énfasis del Concilio sobre la liturgia como la oración más importante de todos los católicos significó, para muchos, que la Iglesia pedía un énfasis menor en el Rosario.  “En realidad, como puntualizó Pablo VI, esta oración no sólo no se opone a la Liturgia, sino que le da soporte, ya que la introduce y la recuerda, ayudando a vivirla con plena participación interior, recogiendo así sus frutos en la vida cotidiana” (RVM, 4).

Este mes también marca el 100º aniversario de la última aparición de la Virgen en Fátima.  En el transcurso de sus seis apariciones pronunció estas palabras a los tres pastores, Lucia, Francisco y Jacinta: “Deben recitar el Rosario todos los días en honor a Nuestra Señora del Rosario para obtener la paz para el mundo y el fin de la guerra [Primera Guerra Mundial], porque sólo ella puede obtenerlos”. Una vez más, repitió la petición: “Recen el Rosario todos los días para traer la paz al mundo y el fin de la guerra”.  Y todavía otra vez: Sigan rezando el Rosario, hijos míos.  Récenlo todos los días para que termine la guerra.

La Primera Guerra Mundial terminó, sólo para ser seguida por más guerras.  Tenemos que preguntarnos si el mensaje de Nuestra Madre Bendita fue tomado en serio.  Lo que sí es seguro es que el Rosario es una poderosa oración por la paz.  La violencia de nuestros tiempos debe mover a cada católico a tomar el Rosario y pedir la intercesión de María para obtener el fin del derramamiento de sangre que ocurre cada día en alguna parte en el mundo.

Con motivo del centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima, así como para realzar el Rosario hasta que se convierta en nuestra oración cotidiana, seré el anfitrión de Rally del Rosario el domingo 15 de octubre en la Parroquia de los Santos Apóstoles a las 2 p.m.  Además de rezar el Rosario junto con los estudiantes de la diócesis, consagraré nuestra diócesis al Inmaculado Corazón de María.  Nuestra Señora le dijo a Lucía, la mayor de las tres niñas a las que apareció: “Nunca te dejaré; mi Inmaculado Corazón será tu refugio y el camino que conducirá a Dios”.

El Corazón Inmaculado de María irradia humildad santidad, caridad y fiel obediencia y fe en la voluntad de Dios.  Son estas tres cualidades las que deben caracterizar nuestros corazones porque nos muestran el camino hacia Jesús a través de María.

Nuestra Madre Santísima también llamó orar y hacer penitencia por la conversión de los pecadores y la reparación de los pecados del mundo.  El mensaje esencial de Fátima es la necesidad más fundamental del mundo moderno.  Es la conversión, o apartarse del pecado y volver al servicio obediente de Dios.  Cuando San Juan Paull II visitó Fátima en 1982, se presentó ante la Madre de Dios como un pecador que necesitaba la misericordia de Dios.  Pero no rezó por él solo, sino por un mundo en el cual el pecado se ha establecido como en su casa, y por la negación de Dios que se ha extendido entre los pueblos del mundo.

Los invito, con gran urgencia, a unirse a mí y a muchos de sus hermanos y hermanas católicos el 15 de octubre, mientras nos ponemos de rodillas ante la imagen de Nuestra Señora de Fátima y buscamos su intercesión maternal para nuestras familias, nuestra diócesis y nuestro mundo.

Para más información, por favor vea el artículo detallando el Rally del Rosario en la página uno de este número del Colorado Catholic Herald.

(Traducido por Luis Baudry-Simon.)


About Disqus Comments

Our Disqus commenting system requires Internet Explorer 8 or newer. Also works with Firefox, Safari, Chrome, and Opera.

An account with Disqus is not required if you post as a guest, but a name and Email address must be entered in the appropriate boxes. These DO NOT have to be your actual name and email address.

  1. Click the "Start the Discusson" field
  2. Click the "Name" field and enter it.
  3. Check the "I'd rather post as a guest" box.
  4. Click the Email field and enter it.

Comments may not show immediately. Moderator reserves the right to remove offensive or irrelevant posts.


comments powered by Disqus