Printable Version Printable Version

LA VOZ DEL OBISPO: El voto y el bien común

By EXCMO. y RVDMO. MONS. MICHAEL SHERIDAN
09/18/2020 | Comments

Hubo un tiempo en que votar por uno u otro partido político o candidato era un ejercicio de la virtud de la prudencia.  El Catecismo de la Iglesia Católica define la prudencia como «la virtud que dispone la razón práctica a discernir en toda circunstancia nuestro verdadero bien y a elegir los medios rectos para realizarlo». 

Cuando ambos partidos políticos buscaban el bien común, sólo era cuestión de juzgar cuál de ellos presentaba los mejores medios para lograr ese fin.  Ese tiempo ha llegado a su fin.  Ya no se puede juzgar que ambos partidos políticos promuevan por igual el bien común.

Hay muchos problemas que enfrenta un votante serio: por ejemplo, la inmigración, la economía, el cuidado de la salud y más.  Es una cuestión de juicio prudente en cuanto a qué parte ofrece el mejor camino para lograr el bien en cada área.  Sin embargo, hay cuestiones que no son una cuestión de juicio prudencial, cuestiones que, en la enseñanza católica, son intrínsecamente malas. Estas tienen que ver con la dignidad de toda la vida humana.  En la parte superior de la lista de los que son malos, en sí mismos, está el aborto.  Esto significa que no hay circunstancias o consideraciones que puedan hacer del aborto una elección moral aceptable.  Y es por eso que un votante serio —  especialmente un votante católico serio — debe ser plenamente consciente de lo que su candidato de elección está promoviendo en relación con el crimen del aborto.

Nos serviría bien tener una clara comprensión de la enseñanza de la Iglesia sobre la elección o promoción de actos malvados, en el contexto de la votación.  Aquí se trata de la cooperación en el mal.  Siempre es inmoral y pecaminoso cooperar formalmente en el mal.  Quien coopera formalmente en el mal, en realidad tiene la intención de que el acto maligno ocurra o contribuye directamente al acto. Puede asumirse razonablemente que, si un católico vota por un candidato pro-aborto, ese votante no tiene necesariamente la intención de que se produzca el acto de aborto. 

Pero, ¿qué debemos hacer cuando un candidato está claramente a favor del aborto y promete hacer todo lo que pueda para asegurar que los abortos puedan seguir realizándose, pero, al mismo tiempo, ese candidato apoya políticas que son dignas de elogio?  ¿Se puede votar por un candidato así?  Es en esta situación que uno puede estar cooperando materialmente con el mal, incluso si no coopera formalmente. La Iglesia enseña que incluso la cooperación material en el mal puede ser pecado.  Por ejemplo, proporcionar el material necesario para que se produzca el acto inmoral, como proporcionar el dinero para un aborto, es también un acto pecaminoso.  Incluso contribuir a un acto malo que no conduce a cometer ese acto puede ser pecado. Aquí es donde el votante que vota a conciencia debe discernir cuidadosamente.

Cuando se contribuye a un acto malo que no conduce a cometer el mismo, esa persona no puede incurrir en culpa si existe una razón proporcionalmente grave para hacerlo. Por ejemplo, no apoyo ni promuevo el aborto, pero quiero votar por un candidato que está claramente a favor del aborto sólo porque está a favor de muchas otras políticas loables.  Ahora debo hacer la pregunta:  ¿Qué otras políticas son proporcionalmente lo suficientemente buenas para compensar la continuación del asesinato de un millón de bebés al año?  La respuesta es clara: ¡Ninguna! 

Cuando vamos a las urnas, a veces es cuestión de votar por una legislación en particular.  Este será el caso de los votantes de Colorado en noviembre.  La propuesta 115, de ser aprobada, evitaría el aborto de un bebé después de 22 semanas de gestación.  La única excepción a la prohibición sería salvar la vida de la madre.  No es una legislación perfecta, pero es un paso significativo para salvar la vida de muchos bebés.  Los obispos de Colorado apoyan firmemente la Proposición 115 y le piden a usted que la vote.  Una vez más, ¿qué bien proporcionado podría resultar de hacer lo contrario?

Todo católico está obligado a buscar una conciencia bien formada a través de la oración y el asentimiento a las enseñanzas de la Iglesia.  He pedido, a través de sus pastores, que cada católico se comprometa a rezar el Rosario de la Santísima Virgen María todos los días hasta el día de las elecciones (y más allá, si es necesario), pidiendo a nuestra Santísima Madre que interceda ante su Hijo para que se nos den las autoridades locales y nacionales que nuestro estado y país necesitan.

(Traducido por Luís Baudry-Simón.)


About Disqus Comments

Our Disqus commenting system requires Internet Explorer 8 or newer. Also works with Firefox, Safari, Chrome, and Opera.

An account with Disqus is not required if you post as a guest, but a name and Email address must be entered in the appropriate boxes. These DO NOT have to be your actual name and email address.

  1. Click the "Start the Discusson" field
  2. Click the "Name" field and enter it.
  3. Check the "I'd rather post as a guest" box.
  4. Click the Email field and enter it.

Comments may not show immediately. Moderator reserves the right to remove offensive or irrelevant posts.


comments powered by Disqus