Printable Version Printable Version

LA VOZ DEL OBISPO: Es hora de volver a casa, a la Misa

By EXCMO. y RVDMO. MONS. MICHAEL SHERIDAN
05/21/2021 | Comments

Como se anunció hace varias semanas, los obispos de las tres diócesis de Colorado anularán la dispensa general de la asistencia a la Misa dominical que ha estado en vigor durante más de un año.  A partir de la Solemnidad de Pentecostés, el 23 de mayo, la Iglesia en Colorado volverá a la obligación de larga data de asistir a la Misa los domingos y días festivos.

Los peligros de contraer el virus COVID han disminuido sustancialmente, aunque es probable que el virus nunca se elimine por completo. 

Mientras nos preparamos para asumir nuestra obligación dominical una vez más, volvamos a las enseñanzas del Catecismo de la Iglesia Católica (CIC).

La Eucaristía del domingo fundamenta y confirma toda la práctica cristiana.  Por eso los fieles están obligados a participar en la Eucaristía los días de precepto, a no ser que estén excusados por una razón seria (por ejemplo, enfermedad, el cuidado de niños pequeños) o dispensados por su pastor propio.  Los que deliberadamente faltan a esta obligación cometen un pecado grave (CIC 2181).

La Iglesia siempre ha reconocido el derecho de un católico a excusarse de la obligación dominical por una razón seria.  La enfermedad y las exigencias de la caridad son las razones serias dadas en el Catecismo.  ¿Es el temor razonable a enfermarse una razón legítima para dispensarse?  Sí.  La edad avanzada y las comorbilidades que hacen mucho más probable que una persona enferme debido a la proximidad con otras personas siguen siendo razones aceptables para quedarse en casa. 

Pero seamos sinceros.  Frecuentar tiendas, restaurantes y lugares de ocio, mientras no se asiste a Misa, exige un serio examen de conciencia.

Participar en la Misa dominical no es sólo una obligación; es, ante todo, un privilegio y un don sublime. 

La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana.  Los demás sacramentos, como también todos los ministerios eclesiales y las obras de apostolado, están unidos a la Eucaristía y a ella se ordenan.  La sagrada Eucaristía, en efecto, contiene todo el bien espiritual de la Iglesia, es decir, Cristo mismo, nuestra Pascua (CIC 1324).

En la celebración eucarística, y especialmente en la digna recepción de la Sagrada Comunión, encontramos y recibimos a Jesús Resucitado. “Les aseguro que, si no comen la carne y beben la sangre del Hijo del Hombre, no tendrán vida en ustedes” (Juan 6, 52).

En [la Eucaristía] se encuentra a la vez la cumbre de la acción por la que, en Cristo, Dios santifica al mundo, y del culto que en el Espíritu Santo los hombres dan a Cristo y por él al Padre (CIC 1325).

La adoración es la adoración y el honor dados a Dios, que es el primer acto de la virtud de la religión. Incluso si uno se ve impedido de la recepción de la Sagrada Comunión, siempre queda la obligación de rendir culto a Dios.  El Santo Sacrificio de la Misa es el modo preeminente en que damos alabanza y culto a Dios.  “Adorarás al Señor tu Dios, y a él solo servirás” (Lucas 4, 8).

Finalmente, por la celebración eucarística nos unimos ya a la liturgia del cielo y anticipamos la vida eterna cuando Dios será todo en todos (CIC 1326).

La Misa aparta el telón que nos separa del cielo y nos une a todos los ángeles y santos del cielo que se postran constantemente en adoración ante el Padre.  Es en esta liturgia eterna que el Espíritu y la Iglesia nos permiten participar siempre que celebramos el misterio de la salvación en los sacramentos.

 San Atanasio escribió sobre la Santa Misa hace más de 1600 años: “Hermanos míos amados, no es una fiesta temporal a la que venimos, sino a una fiesta celestial eterna.  No la mostramos en sombras; nos acercamos a ellas en la realidad”.

¡Es hora de volver a casa, a la Misa!

 (Traducido por Luis Baudry-Simón)


About Disqus Comments

Our Disqus commenting system requires Internet Explorer 8 or newer. Also works with Firefox, Safari, Chrome, and Opera.

An account with Disqus is not required if you post as a guest, but a name and Email address must be entered in the appropriate boxes. These DO NOT have to be your actual name and email address.

  1. Click the "Start the Discusson" field
  2. Click the "Name" field and enter it.
  3. Check the "I'd rather post as a guest" box.
  4. Click the Email field and enter it.

Comments may not show immediately. Moderator reserves the right to remove offensive or irrelevant posts.


comments powered by Disqus