Printable Version Printable Version

EL BÁCULO DEL OBISPO: Preparándose para el Sínodo de los obispos

By EXCMO. y RVDMO. MONS. JAMES GOLKA
10/15/2021 | Comments

Saludos, hermanos y hermanas en Cristo. En 2019 planeé una peregrinación a Italia. Esto fue antes de que oyera hablar de COVID (y mucho antes de saber que me iba a mudar a Colorado Springs). La peregrinación está prevista para este 12-21 de octubre.

Estoy sorprendido y encantado de que todavía podamos ir. Visitaremos principalmente Asís, Florencia y Roma. Lo más destacado será la oportunidad de que nuestro grupo solo ofrezca una hora santa una noche en la Capilla Sixtina. Sepan que los tengo en mis oraciones durante esta peregrinación.

Una vez que regrese de Italia, tenemos planes para que los sacerdotes de la diócesis pasen tres días juntos para una Reunión de Liderazgo regular (26-28 de octubre). Pido a la diócesis que por favor rece por este evento mientras seguimos discerniendo la voluntad de Dios para el ministerio en nuestra diócesis. Una de las alegrías de mi corto tiempo con ustedes ha sido pasar tiempo con nuestros sacerdotes. Sé que son hombres buenos, fieles, dedicados y bien intencionados que claramente desean servir a Dios y al pueblo de Dios en nuestra diócesis. Por favor, aprécienlos conmigo.

El 10 de octubre, el Papa Francisco inició un proceso de dos años de un Sínodo de Obispos. El título oficial de este proceso se llama: “Sínodo 2021-2023. Por una Iglesia sinodal. Comunión. Participación. Misión”. El Papa Francisco dice que “caminando juntos, y juntos reflexionando sobre el camino recorrido, la Iglesia podrá aprender, a partir de lo que irá experimentando, cuáles son los procesos que pueden ayudarla a vivir la comunión, a realizar la participación y a abrirse a la misión”.

El Santo Padre nos pide que recordemos cómo el Espíritu ha guiado el camino de la Iglesia en la historia. También recordamos que el Espíritu nos llama a dar testimonio del amor de Dios. La esperanza del Santo Padre es un proceso eclesial participativo e inclusivo que pueda reconocer y apreciar la riqueza y la variedad de los dones y el carisma que el Espíritu otorga libremente a los individuos en la Iglesia y a la Iglesia misma.

Mientras escribo esta columna, también leo las horribles noticias de más niños abusados en los últimos 70 años por el clero y los religiosos de la Iglesia Católica en Francia. El Documento Preparatorio del Sínodo afirma: “Como Pueblo de Dios, se nos desafía continuamente a asumir el dolor de nuestros hermanos y hermanas heridos en su carne y en su espíritu. Durante demasiado tiempo el grito de las víctimas ha sido un grito que la Iglesia no ha sabido escuchar suficientemente. Son heridas profundas y difíciles de curar, para las que nunca se puede pedir suficiente perdón”. Está claro que un objetivo de este Sínodo es que sigamos trabajando para ser una Iglesia en la que los más vulnerables estén seguros y protegidos. Aquí, en Colorado Springs, nuestra Oficina de Protección de la Infancia y la Juventud trabaja con diligencia para ayudarnos en esta tarea.

El Sínodo plantea a cada católico esta pregunta fundamental: Una Iglesia sinodal, al anunciar el Evangelio, “camina junta”. ¿Cómo se desarrolla hoy este “caminar juntos” en tu Iglesia local? ¿Qué pasos nos invita a dar el Espíritu para crecer en nuestro “caminar juntos”?

Al responder a esta pregunta, se nos invita a:

—           Recordar nuestras experiencias: ¿Qué experiencias de nuestra Iglesia local nos recuerda esta pregunta?

—           Volver a leer estas experiencias con mayor profundidad: ¿Qué alegrías han traído? ¿Qué dificultades y obstáculos han encontrado? ¿Qué heridas revelaron? ¿Qué ideas han suscitado?

—           Recoger los frutos para compartirlos: ¿En qué parte de estas experiencias resuena la voz del Espíritu Santo? ¿Qué nos pide el Espíritu? ¿Cuáles son los puntos a confirmar, las perspectivas de cambio, los pasos a dar? ¿Dónde se registra el consenso? ¿Qué caminos se abren para nuestra Iglesia local?

Por último, el documento preparatorio afirma que, al responder a estas preguntas, es útil recordar que el “caminar juntos” se produce de dos maneras profundamente interconectadas. En primer lugar, caminamos juntos como Pueblo de Dios. A continuación, caminamos juntos como Pueblo de Dios con toda la familia humana. Aprecio que no nos limitemos a mirar “hacia dentro”, sino también “hacia fuera”, hacia el mundo.

Entonces, ¿qué significa este Sínodo para nosotros? ¿Cómo podemos participar? Nuestro personal diocesano está empezando a abordar estas cuestiones. En el año que viene tenemos previsto ofrecer formas de que cada persona comparta sus opiniones e ideas. Pueden ser sesiones de escucha en las que la gente pueda hablar directamente conmigo. También podrían proporcionar plataformas de medios sociales en las que la gente pueda ofrecer sus aportaciones.

Por el momento, sólo quería informar a nuestra diócesis de lo que el Santo Padre nos pide. Rezo para que el Espíritu Santo nos conduzca, dirija y guíe para servir mejor a Dios y al pueblo de Dios. Que Dios los bendiga.

(Traducido por Luis Baudry-Simón)


About Disqus Comments

Our Disqus commenting system requires Internet Explorer 8 or newer. Also works with Firefox, Safari, Chrome, and Opera.

An account with Disqus is not required if you post as a guest, but a name and Email address must be entered in the appropriate boxes. These DO NOT have to be your actual name and email address.

  1. Click the "Start the Discusson" field
  2. Click the "Name" field and enter it.
  3. Check the "I'd rather post as a guest" box.
  4. Click the Email field and enter it.

Comments may not show immediately. Moderator reserves the right to remove offensive or irrelevant posts.


comments powered by Disqus