Printable Version Printable Version

LA VOZ DEL OBISPO: Asignaciones de sacerdotes

By EXCMO. y RVDMO. MONS. MICHAEL SHERIDAN
07/06/2018 | Comments

El fin de semana pasado se produjo el traslado de varios de nuestros sacerdotes.  Aunque todos los sacerdotes sabemos que nuestro servicio a la Iglesia requiere que estemos listos y dispuestos a aceptar un nuevo cargo en cualquier momento, aún puede ser difícil dejar atrás un entorno familiar y amigos cercanos. 

Mi más sincero agradecimiento a nuestros sacerdotes, y a nuestros diáconos, por aceptar tan graciosamente estos cambios de destino.  Sé que muchos de ellos estaban bastante felices donde estaban, y que sus feligreses estaban igualmente felices de tenerlos.  Sin embargo, estos miembros del clero respondieron a mi pedido de que aceptaran una nueva tarea con la pronta obediencia que prometieron el día de su ordenación.

He oído decir que un obispo necesita la sabiduría de Salomón cuando se trata de las asignaciones del clero. Tenga la seguridad de que no pretendo tener este don. Lo que tengo es una Junta de Personal notablemente diligente que me asesora sobre todas las asignaciones de sacerdotes.  Durante meses antes de que se anuncien los traslados, estos hombres pasan muchas horas pensando en la oración tanto por el bien de los sacerdotes como por el bien de las parroquias y compartiendo sus pensamientos con mucha sinceridad conmigo.  Lo que muchos no entienden es que el movimiento necesario de un solo sacerdote a menudo significa el movimiento de otro u otros sacerdotes más.  Valoro inmensamente el consejo de los miembros de la Junta de Personal, al igual que el consejo del diácono David Illingworth, director de la Oficina para el Ministerio y la Vida de los Diáconos, quien, después de consultar con los párrocos, propone la asignación / transferencia de diáconos permanentes.

Cuando se anuncian nuevas asignaciones, la mayoría los obispos diocesanos, incluido yo mismo, puede esperar escuchar algún comentario de los fieles de la diócesis.  Por lo general, manifiestan su decepción por la pérdida de su sacerdote.  Como mencioné anteriormente, el cambio es difícil para todos, pero las transferencias del clero nunca se hacen arbitrariamente o sin una atención intensa y escrupulosa a los dones y habilidades del sacerdote individual y las necesidades de la diócesis.

Como probablemente usted observó este año, a veces pienso que todas nuestras asignaciones han sido confirmadas, incluso anunciadas, y que es necesario hacer un cambio o dos. Esto significa que hay que empezar de cero nuevamente, dándose cuenta de que incluso un cambio más puede afectar a otros muchos.

A pesar de todo esto, siempre estoy edificado por la cálida recepción que reciben nuestros sacerdotes cuando asumen sus nuevos cargos.  Creo que esto apunta al hecho de que los fieles católicos saben que, a pesar de que hay un nuevo párroco, la Iglesia de Jesucristo sigue siendo la misma, y el sacerdocio que él instituyó en la Última Cena continuará sirviendo al culto de Dios y las necesidades de los fieles. 

Demos la bienvenida al nuevo sacerdote — o diácono — en su parroquia.  Demuéstreles su amor y apoyo. Vienen con un solo propósito y esperanza: es servir a Dios y a su Iglesia.  Y por favor ore por todos nuestros sacerdotes, aquellos que están activos en el ministerio de tiempo completo, así como también aquellos que gozan de una merecida jubilación. Y por favor ore por mí.  Nunca debemos olvidar que sin los sacerdotes no hay Eucaristía; y sin la Eucaristía no hay Iglesia.

Me complace anunciar que seis nuevos hombres ingresarán a la formación de seminario para nuestra diócesis en el otoño.  Hay muchos que se deben agradecer por este extraordinario número de nuevos seminaristas.  Primero, por supuesto, agradecemos a Dios que ha llamado a estos hombres.  Y les agradecemos por aceptar con alegría ese llamado.  Estoy profundamente agradecido con mis dos directores vocacionales asociados, el padre James Baron y el padre Kyle Ingels.  Su aliento a estos nuevos candidatos ha sido muy importante en su discernimiento vocacional. Mi agradecimiento también a los miembros de nuestro maravilloso Serra Club.  Estas son mujeres y hombres dedicados que oran por las vocaciones al sacerdocio y la vida religiosa, y les brindan apoyo mientras continúan en sus vocaciones.

Y agradezco a todos ustedes que continúan pidiéndole a Dios que nos dé buenos sacerdotes.  Dios le bendiga y que Dios bendiga a nuestros sacerdotes y seminaristas.

(Traducido por Luis Baudry-Simon)         


About Disqus Comments

Our Disqus commenting system requires Internet Explorer 8 or newer. Also works with Firefox, Safari, Chrome, and Opera.

An account with Disqus is not required if you post as a guest, but a name and Email address must be entered in the appropriate boxes. These DO NOT have to be your actual name and email address.

  1. Click the "Start the Discusson" field
  2. Click the "Name" field and enter it.
  3. Check the "I'd rather post as a guest" box.
  4. Click the Email field and enter it.

Comments may not show immediately. Moderator reserves the right to remove offensive or irrelevant posts.


comments powered by Disqus